Teodoro Rodríguez Rodríguez

Publicado: 27 abril, 2015 en Curas, Parroquia

TEODORO RODRÍGUEZ RODRÍGUEZTeodoro Rguez. Rguez.
(1944-1950)

Nació en Juncalillo de Gáldar, localidad que ha dado a la iglesia muchos clérigos y religiosos muy significados. Antes de or- denarse sacerdote, el obispo le envió a la Universi dad Pontificia de Comillas, en Santander, donde permaneció dos años. Allí obtiene la licenciatura en Teología y realiza estudios de Filosofía y Derecho Canónico. A finales de 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, le asignan su primera parroquia, en Tías, en la que va a permanecer hasta el año 1950. A don Teodoro le toca vivir los finales de los cuarenta en Tías, marcados por las escasas lluvias, pobres cosechas, tiempos de hambre, miserias, emigración. Los años 47, 48 y 49 son extremadamente malos, de ahí que su primera dedicación sea ayudar a las muchas familias necesitadas.
Llega don Teodoro a Tías acompañado de su madre y un hermano para instalarse en la casa del cura, arriba en el Barranco de Las Truchas. Al poco tiempo se hizo con un burro para realizar su movilidad por la parroquia. Los más viejos del lugar describen a don Teodoro como un cura joven, alto, de buen aspecto, bien perfumado, con una alta formación y una oratoria fluida y convincente.

Las iglesias se llenaban de fieles para oír al cura nuevo y el fervor religioso concurría a las iglesias de los pagos cuando el cura llegaba montado en su jumento y al toque de un silbato invitaba a participar del santo sacramento. Impulsó las visitas, las clases de religión, catequesis en las viejas escuelas y sus clases imponían más que las de los maestros del momento. Creó los quinarios, los novenarios, triduos, misiones, etc. Instauró todo el movimiento de la Acción Católica, pero sobre todo generó un movimiento cultural a través del teatro, con la representación de obras en la propia iglesia, los colegios y otros salones. Fruto de esa semilla, tal vez, haya perdurado el alto interés por este género entre los buenos aficionados a este arte que hay en el municipio. Desde la parroquia de Tías, en la que dejó una amplia estela religiosa en sus casi siete años, le destinaron, por otro periodo igual, a Agaete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s