Emigración a otros continentes

Publicado: 5 mayo, 2015 en Emigración
Etiquetas:, ,

Fuente: El Postigo de Tías
Por Juan Cruz Sepúlveda

Emigración a otros continentes8

La emigración alternativa a América se desplazó a África y a Europa, y se produjo en menor cantidad. El desplazamiento a los países del centro y norte de Europa fue minoritaria, ya que contaba con las grandes adversidades de clima más hostil y la barrera del idioma. Aún así, en los sesenta se registró un significativo movimiento de vecinos de Conil que se desplazaron a Bélgica, al saber la experiencia positiva de uno de sus paisanos, Domin go Viera, quien les sirvió de apoyo en la fase de adaptación. Algunos de ellos probaron como marinos en el puerto de Amberes y se enrolaron en barcos con los que dieron varias vueltas al Mundo.
La emigración al vecino continente africano guarda relación directa con la actividad pesquera y con las posesiones españolas en África. Muchos fueron los vecinos de este pueblo que durante generaciones optaron por esta dura oferta de trabajo enrolados en barcos de pesca. Algunos, incluso, aprovechaban su estancia en tierra, al regreso de la actividad pesquera, para labrar sus tierras en el municipio.

Además de trabajar en los recursos pesqueros, otros eligieron este continente en busca de mejoras salariales y de probar fortuna. Domingo Rosa era uno de esos tantos muchachos que buscaba trabajo a finales de los duros años cuarenta. En 1947 el salario de sol a sol en la agricultura se pagaba a peseta y media, apenas 9 pesetas a la semana, y lograr un salario mejor en la construcción de nuevas carreteras que se efectuaban en ese momento (La Asomada, La de Tías a San Bartolomé, etc.) no resultaba fácil. Era un tanto complicado acceder a esas ofertas de trabajo de la administración pública.

Consigue trabajo esporádico de peón en la construcción de la conservera Garavilla y en la del Cine Atlántida. Con apenas 18 años cumplidos consigue enrolarse en un barco para Cabo Blanco con el objetivo de trabajar en tierra en el continente. Logra salir de la isla en La Anita, del armador Aquilino Fernández. Después de varias peripecias en el continente africano se instala en La Guinea. Aquí trabaja en la construcción y monta su propia empresa de construcción en Kindia, población guineana situada a unos 150 km. de Conakry. Se adjudica varias obras a través del Instituto Pasteur. Los tratados de independencia de este país, iniciados en el 1958, hacen que tenga que abandonar este país, dejando bienes, casas, terrenos y maquinaria, por lo que optó por desplazarse al sur de Francia, a la localidad mediterránea de Menton, enclave turístico situado cerca del Principado de Mónaco.

A finales de los sesenta, Domingo regresa a Lanzarote donde se están dando los primeros pasos en el mundo del turismo. Junto a su socio Dominique, adquiere una gran bolsa de suelo en la costa de Famara, que prometía convertirse en un potente enclave turístico. Solo consiguen realizar unos chalet pilotos, toda vez que las condiciones político administrativas del momento le impiden desarrollar su sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s