Últimos pastores

Publicado: 7 mayo, 2015 en Ganadería

Fuente: El Postigo de Tías
Por Juan Cruz Sepúlveda

Últimos pastores
lecheras
En los dos últimos ganaderos con los que ha contado este municipio concurren circunstancias parecidas. Son hijos y nietos de pastores y, tras una vida entera dedicada al ganado desde la niñez, se han jubilado y han vendido el ganado. Felipe Hernández primero fue pastor con su padre, luego hizo esa labor con el ganado de una familia conocida como “los majoreros”, y luego con el suyo propio.

Marcial Díaz se hizo cargo del ganado de su padre con apenas 10 años, cuando su hermano marcha a la Guerra Civil Española en 1936. Marcial llegó a poseer más de doscientas cabras en el Lugar de Abajo, junto al camino de Mojón Negro. El llano de Los Pocillos fue su lugar de pastoreo. Ordeñar de madrugada y bajar la leche para Arrecife y repartir casa por casa, donde disponía de clientela fija, desde La Destila hasta Valterra, fue su actividad diaria. Más tarde introdujo una pequeña ordeñadora mecanizada como único adelanto. Llegó a comercializar más de 200 litros de leche diarios. Primero la vendía a una quesería privada de San Bartolomé, y posteriormente al Complejo Agroindustrial, periodo en el que obtuvo unos nefastos resultados. Finalmente, antes de acabar su actividad, estuvo vendiendo la leche a una quesería de Fuerteventura.

texto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s