Peones camineros

Publicado: 8 mayo, 2015 en Profesiones

Fuente: El Postigo de Tías
Por Juan Cruz Sepúlveda

Peones camineroscaminero

Antes de llegar el piche a las carreteras, éstas eran de tierra. El Estado, para su conservación, crea la figura de los peones camineros. A su paso por Tías, la Carretera General de Arrecife a Playa Blanca disponía de dos casas para el caminero, conocida cada una como “la casilla del caminero”. La primera se encontraba en plenas cuestas de Tías, antes de llegar a las casas de Cedrés. La segunda se ubicaba en Mácher, en el kilómetro 13, frente a la actual iglesia.

Ambas han desaparecido como consecuencia del ensanchamiento de la carretera. En ambas vivieron muchos de los peones camineros del pueblo. La casilla de Tías la habitó el peón caminero Pepe Montelongo, así como, en otro momento, Juan Robayna, que también ejerció de peón de caminero y tenía asignado un trozo de la Carretera General a su paso por el pueblo de Tías. De las carreteras del Cabildo, de Tías a Puerto del Carmen, de Tías a Conil, y de Tías a San Bartolomé, lo hacían los peones camineros operarios del Cabildo, Emiliano Morín y Domingo Delgado. La casilla del caminero de Mácher la habitaron Juan Montelongo (padre), y luego le sucede su hijo Juan. Los peones camineros tenían el cometido diario de adecentar un trozo de carretera, arreglar los baches, recebar, limpiar las cunetas y ayudar en caso de algún incidente en la carretera. A finales de los sesenta, con la llegada del asfalto, el Ministerio del sector reconvierte a estos trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s