Juan Toledo Quintana

Publicado: 9 mayo, 2015 en Emprendedores

Fuente: El Postigo de Tías
Por Juan Cruz SepúlvedaE-82

Juan Toledo Quintana

Juan Toledo Quintana, desde su infancia, estuvo ligado al pueblo de Mácher, tanto por el vínculo de su madre y de su abuelo materno, como por ser hijo del maestro de escuela del mismo pueblo. En sus primeros años de su vida, la residencia de la familia de Juan está sujeta a los diferentes destinos profesionales de su padre: Las Palmas, Fuerteventura, Los Valles… hasta recalar de nuevo en Mácher.

Este empresario del sector del automóvil, inicialmente, estudia el bachillerato en Arrecife, con las dificultades diarias del traslado a Arrecife y regreso a Mácher en horas  intempestivas. Hace magisterio en Las Palmas y, a finales de los cincuenta, comienza a ejercer interinamente, sustituyendo a su propio padre en la escuela de Mácher. Después de opositar inicia su actividad profesional en los planes de alfabetización de comienzos de los sesenta, focalizado en los trabajadores de las fábricas conserveras de Arrecife, sector que se encontraba en pleno auge, con entidades como Ojeda, Lloret, Garavilla, Rocar… Luego pasa una temporada en el colegio de San Bartolomé y, posteriormente, en la dirección del Benito Méndez Tarajano, recién inaugurado, regresando de nuevo, con posterioridad, a Mácher en los setenta. Su actividad docente tuvo como últimos destinos los colegios de La Marina y Salinas en Arrecife.

Su contacto con el mundo del automóvil le llega en 1967, a través de un pariente, Santiago Álvarez Hidalgo, que por aquel entonces se hace cargo del concesionario oficial para la provincia de la marca de coches francesa Renault. Le visita en Lanzarote y se interesa para poner una agencia Renault en la isla. En poco tiempo, en un local alquilado en la calle García EscToledoámez, esquina con Gómez Ulla, ya está expuesto el primer Renault-4, más conocido con el popular nombre de “cuatro latas”. Los primeros años fueron duros y apenas se vendían 10 o 12 coches de la marca, siendo el R-4 furgoneta, para carga y reparto, el de mayor demanda. Su coste era inferior a las cien mil pesetas. Los compradores solían traer el dinero en efectivo y en una bolsa de plástico. El “buque insignia” de la marca era el R-12.

En 1982 ya pasa a ser concesionario de la marca. Cambia de punto de venta y se traslada a la zona del Parque Simón Bolívar. Posteriormente, en 1986, inaugura unas amplias instalaciones en Argana. Por esas fechas, las ventas anuales estaban cercanas a las 200 matriculaciones y la gama de la marca se amplía considerablemente. Es la época del legendario R-5 y otros de gama superior.

La firma Juan Toledo, S.L. se hace con la concesión en la isla de Fuerteventura entrados los noventa. Luego, en 2000, con la creación de la alianza Renault-Nissan, se amplía la gama de automóviles y vehículos comerciales, naciendo la empresa Mácher Motor, para comercializar toda la línea de vehículos Nissan. Su promotor elige el nombre comercial para destacar al pueblo de su familia, viéndose el peso de la nostalgia de la niñez y los recuerdos de su inicios en el mundo del trabajo.

Las empresas fundadas por Juan Toledo están radicadas en Arrecife y Puerto del Rosario, en amplias zonas de exposición de vehículos, talleres y coches de ocasión. Aparte de Renault y Nissan, también han incorporado la marca Dacia. Hasta el 2007 las marcas de este concesionario matriculaban cerca de 2.000 unidades por año y disponía de una plantilla cercana a los 130 empleados.

Toledo-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s