Introducción a su geomorfología y clima

Publicado: 10 mayo, 2015 en Flora y Fauna

Fuente: Centro de Datos del Cabildo Insular de Lanzarote

Introducción a su geomorfología y climaarenados

El municipio de Tías, con una superficie de 64,61 km2 y un perímetro de 32,719 kms, se enclava en la vertiente meridional del centro de la isla, en unos suelos que abarcan todas las series volcánicas definidas para Lanzarote.

Por orden cronológico de mayor a menor antigüedad, los suelos y estructuras geomorfológicas más viejos, la serie miocénica I con una edad de unos 6-7 m.d.a. (millones de años), se corresponden con la zona del Morro de la Molina, mientras que la serie II (1,5-0,7 m.d.a.), ya en pleno cuaternario, es visible puntualmente en los límites sur y suroccidentales de Tías ( Los Pocillos y aledaños de Puerto Calero). La casi práctica ausencia de pedregosidad en estos terrenos es un elemento definitorio para distinguirlos a simple vista del resto.

Pero, sin lugar a dudas, los suelos más abundantes en este municipio son los originados en la serie III (< 0,7 m.d.a.) a partir de la alineación de conos volcánicos que va desde Montaña Blanca hasta Caldera Gaida. La potencia de sus emisiones queda demostrada por la altura media de estos edificios (500 metros sobre el nivel del mar) y la longitud y amplitud de sus coladas que, discurriendo hacia el sur en varios frentes, alcanzaron la línea costera en la Tiñosa.

El último fenómeno volcánico se adscribe a la serie IV (fase subreciente e histórica) y se corresponde con la erupción de Timanfaya en 1730, dónde si bien los centros emisores estaban ubicados en NW de Tías, sus materiales penetraron en su interior, bien a través de las coladas lávicas que originaron paisajes como el Volcán de Masdache con lavas tipo pahoe-hoe y Los Milochos con lavas aa, bien mediante las cenizas volcánicas de diferente granulometría (rofe y arena) como material aéreo que recubrieron de negro buena parte de estos predios. De la adaptación del hombre a este nuevo medio se configuró un peculiar ecosistema agrícola, la Geria, que le ha hecho ser merecedor de su declaración como espacio protegido.

Climatológicamente, en su interior se distinguen dos áreas bien diferenciadas, en primer lugar la alineación volcánica Montaña Blanca-Gaida como zona de medianía en el extremo septentrional del municipio, y caracterizada por una altura media de 500 metros, precipitaciones superiores a los 200 mm./año (tras Famara la región insular más lluviosa), alta humedad ambiental y fuerte
contraste térmico diurno, con valores que pueden superar los 20 0C. A apenas 5 Kms. de distancia hacia el sur nos encontramos con una línea costera con precipitaciones muy por debajo de los 100 mm./año, escasa humedad, fuerte insolación y poco contraste térmico por el efecto suavizador del mar.

Esta notable diferencia entre dos lugares tan próximos es palpable visualmente por los diferentes usos del suelo, con una zona alta muy apta para la agricultura, especialmente frutales como la viña, y una zona baja de eriales dedicada en su momento al pastoreo y cultivos de secano estricto, ahora concentrada en la ocupación por infraestructuras turísticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s