Pregón de Mácher 2009

Publicado: 12 junio, 2015 en Pregones de Mácher

Fuente:
Archivo de: Óscar Torres Perdomo y Jesús Perdomo Ramírez

Pregón de las Fiestas de San Pedro
Mácher 2009
Por: Juan Carlos Ferrer García

El día que me preguntaron, yo diría más bien “me pusieron la banda sin presentarme a Miss”, si deseaba hacer el pregón, me entró un sudor frío, puesto que, a pesar de ser un orgullo para mí el hacerlo y que hayan confiado en mi persona para ello, es una tarea ardua y difícil ya que, a pesar de no ser ya un chaval, creo ser todavía demasiado joven como para hablar del pasado, más concretamente de las Fiestas de San Pedro, a personas que tienen más experiencia que yo a cerca de las mismas.

A pesar de todo y como no se decir que no, me he puesto a darle forma a lo que han sido estas fiestas desde mi punto de vista, durante los años que yo las he vivido.

Siempre se dice que las cosas ya no son igual que antes, lo cual es verdad, pero teniendo en cuenta también que nosotros tampoco somos como antes. La forma de pensar y actuar, con el transcurso de los años vividos nos va cambiando: en la juventud mucha fiesta, luego viene el trabajo, la familia, etc.

Los recuerdos que yo tengo en mi infancia de estas fiestas, comienza con el albeo de las casas, donde Pedro Acosta, era el principal especialista en dichos menesteres, al menos en la zona donde yo vivía. Recuerdo que para mover la escalera era muy complejo ya que tenía mucho vano al ser larga y muy pesada.

El siguiente paso, era el montaje de los ventorrillos, haciendo la estructura con vigas, las verticales introducidas en bidones los cuales se llenaban de piedras que servían como base y las horizontales clavadas con tachas contra las vigas verticales. Dicha estructura se cubría o tapaba con hojas de palmera, lo cual ayudaba a su vez para que todos los años se podaran dichas plantas, aunque fuese de forma indirecta.

Como algo moderno, se usaban las neveras sin luz que eran los bidones o barreños con hielo donde se entremezclaban las diferentes botellas (refresco, cerveza, etc.).

En la casa se comenzaba desde días antes con la preparación del comistraje, haciendo pan, preparación de las diferentes carnes, los tipos de dulces (mimos, roquetes, bizcochones,….), todo ello en el horno de piedra, La comida en sí, era para los de la casa, los familiares, amigos…. Más que hablar de una comida, era una sucesión de días, donde la casa era como un restaurante.

Permítanme que aproveche la ocasión para recordar a una persona que fue, o mejor dicho sigue siendo más que muy importante para mí, mi madre. Ella, quien en todo momento era muy importante, en estos momentos de los preparativos de la fiesta cobraba aún más importancia ya que con el apoyo de mi abuela Manuelita y mi padre, era quien organizaba y coordinaba dicho comistraje.

A buen seguro, hubiese estado muy orgullosa de que uno de sus hijos hiciera el pregón. ¡¡Sin más, un fuerte abrazo¡¡

El día de San Pedro, por la mañana había que prepararse para ir a la ermita a la misa y procesión. Normalmente se solía estrenar ropa y sobre todo los zapatos de charol, con los que salíamos brillando pero luego por el camino se llenaban de polvo, antes de llegar a la iglesia. Luego salía San Pedro en procesión recorriendo los caminos de la zona. Todo esto acompañado de los voladores y algunas veces de banda de música.

Por la tarde, después de almorzar con toda la familia que venía a la casa, jugábamos a algún juego de cartas o a la lotería. Un poco más tarde, a la media tarde, íbamos a los diferentes actos programados como carreras de sacos, de burros, de caballos,……

Una de las cosas que recuerdo con mucha nitidez era el bichillo y el puesto de sorpresa, golosinas, relojes, pequeños juguetes, etc. que ponía Pedro Acosta.

Era de destacar la cantidad de ventorrillos que se montaban desde el Casino hasta la casa de Santiago Tejera y continuaban por la carretera general.

Yo siempre oía, y bien digo, ya que yo no llegué a verlo puesto que fue con anterioridad a mi infancia, que “si no había pleito es que la fiesta no estuvo bien”. Pero repito, que las cosas fueron cambiando y en mis tiempos era bastante más tranquilo.

En definitiva, yo llegué en la última parte de los tiempos de Franco, con los respetos que se merece (cada uno según su ideología, que ponga la cantidad de respeto que crea, ¡mucho, poco o ninguno!).

Hoy en día, lo dicho anteriormente, sería decir “lo políticamente correcto”, es decir, hablar mucho y dejar a todos contentos y “haberlos haylos”.

¡Vamos a dejar la política y los políticos a un lado y hablemos de cosas serias!
Por la tarde noche lo más importante eran los bailes en el Casino, primero el asalto par ir calentando (¡físicamente!) los mayores y jugar nosotros, los mas pequeños, en la zona. Más tarde ya comenzaba el baile.

Emilio Machín era quien organizaba los bailes, no sólo los de San Pedro, sino también en las diferentes fechas que había fiestas, Recuerdo algunos programas de baile donde ponía “Fiestas en Honor a Santa Fátima”. También recuerdo una orquesta que venía a tocar, no recuerdo si eran de Teguise, que se llamaba Los Rebeldes, a los que nosotros les llamábamos “Los Rebenques”. Realmente, quiero pensar que lo decíamos porque eran palabras parecidas, puesto que no soy capaz de saber, por mi corta edad, si tocaban bien o mal; lo que si recuerdo es que estaban mucho tiempo afinando.

El Casino Bella Vista, como se nombraba en los programas de los bailes, además de ser el lugar donde hacer los bailes, era uno de los lugares que hacía de centro socio-cultural. Cuando más afluencia había era en los fines de semana, ya que la clientela que se juntaba era, sobre todo, para jugar a la bola, el envite, subastado, el monto, etc. Al jugar al que pierde paga se pagaba normalmente una cerveza y lata de mejillones, dos huevos duros, botella de lapas o burgados en vinagre, etc., como verán todo enlatado o preparado ya que la cocina no era el fuerte de dicho bar.

También nombrar que los domingos se reunían allí muchas chicas del pueblo (que levanten la mano las que tienen entre 55 y 65 años, aproximadamente), para ver o contactar con los chicos que para muchas, luego fueron o son los maridos.

En el pueblo habían otros centros socio-culturales o teleclubs de la época, lo cuales eran, yo diría más de diario, puesto que todas las tardes, o según algunos, todas las noches, se reunían los vecinos de la zona. Por nombrar algunos podemos hablar de La punta o la cantina que estaba en la Ermita, La Vilma de Severino, la tienda de Pepe Aparicio, el bar de Antonio Hernández, también en el Volcán y por último la tienda de Juana Ferrer, que quiero pensar que viene de Juana la de Ferrer, puesto que ella era Montero.

Este último centro de reunión, al ser la casa de mi abuela, es el que más de cerca viví, Era tienda, bar y, en definitiva, lugar de encuentro entre los vecino del lugar así como de los de paso, que iban del Puerto hacia la Vuelta Abajo, o lo que es lo mismo desde Arrecife hacia el Cono Sur. Pensándolo bien, nunca paraban cuando iban hacia Arrecife sino cuando venían de vuelta (¡eso es que venían con mucho agobio y stress de la ciudad!).

Me veo en la obligación de nombrar a personas que dejaron, de alguna forma y por diferentes circunstancias, huella en el pueblo. Estoy pensando en personas como Joaquín Lames, Manuel Betancort Arrocha “Nele el Patudo” Marcial el Zapatero, Juan el de Carmen,…..

El más ocurrente y el que más anécdotas tiene, desde mi punto de vista, era Joaquín, quien hablaba solo, sin mirar ni señalar a nadie, pero todos sabíamos a quien le estaba dirigiendo la palabra, la mayoría de las veces tirando la punta.

Por decir una, me atrevo a decir de las cientos de anécdotas, frases o puntas que tiraba, un día estábamos varios sentados fuera de la tienda, en los muros y banco que allí había y uno de los presentes era D. César Rodríguez a quien Joaquín le tiraba las puntas refiriéndose al “rico” y cuando estábamos todos callados, salta Joaquín con la cabeza mirando al suelo: “Creo que en la Vuelta Arriba hay una enfermedad que todos los ricos se están muriendo, y pa´bajo viene”.

Es una pena no tener grabación de todas estas tertulias. Un saludo y un homenaje a todos los de las tertulias que no están entre nosotros.

Continuando con Las Fiestas de San Pedro, al ir cumpliendo años empecé a ayudar o colaborar en las mismas. Hablamos de los tiempos en que se comenzó a levantar la iglesia nueva, donde se hicieron los primeros ventorrillos, cuando era sólo una edificación con piso de arena y las paredes de bloque visto, todo ello con la intención de sacar dinero y terminar la construcción.

Esa época fue bastante interesante y muy bonita, desde mi punto de vista, puesto que éramos muchos los que trabajábamos y además organizados, en lo que cabe para hacer la fiesta.

Para la organización de la fiesta, cada año comenzábamos haciendo o redactando el programa, para lo cual teníamos que discutir que íbamos a hacer con días y horas y luego llevarlo a la imprenta, a quienes normalmente teníamos que darle prisa, puesto que encargábamos el trabajo bastante a última hora.

Con el programa de la fiesta, o de hecho sin tenerlo todavía, íbamos casa por casa a pedir, haciendo un listado de quien y cuanto daba. Como no podía ser menos, siempre había anécdotas. Recuerdo que había una casa que siempre daba cinco duros y algún año dio 20 pesetas por no tener más suelto, lo cual para esos tiempos no era nada, o mejor dicho bastante poco, teniendo en cuenta la posición de la familia.

Al mismo tiempo o casi en los días siguientes, tocaba el ir a podar palmeras para hacer los ventorrillos o enramar la plaza, al lado de la iglesia, donde se hacían y se siguen haciendo los bailes. Otra trabajo era el pegar las banderitas de papel a un hilo o soga fina con harina, para luego embanderar la carretera y caminos mas cercanos a donde se hacia la fiesta,

Por último había que controlar o hacer los diferentes actos que se ponían en programa, además de traer ya fueran personas para actuaciones o transportar diferentes aparatos, utensilios, etc., para los diferentes actos.

He dejado para lo último, en lo que a actos programados se refiere, el teatro de la gente del pueblo, en el cual nunca actué aunque si alguna vez presenté. Era, igual que ahora, de las cosas más importantes de la fiesta ya que asistía muchísimo público, tanto locales como foráneos y, de hecho, se ha ampliado el aforo, aunque de todas formas sigue siendo algo pequeño.

Prefiero nombrar a nadie, puesto que a buen seguro se me quedarían personas fuera de la lista, pero hablamos de un elenco con una gracia que ni Lina Morgan! Que dure durantes muchos años más.

El colofón final, y que a mí me encantaba, era el asadero, digamos que fuera de programa. He dicho bien era, ya que a pesar de seguir haciéndose en los últimos años, antes éramos los que trabajábamos en la fiesta y con cosas traídas, en gran medida, por cada uno o muchos de los que participábamos.

Desde mi punto de vista, la gran diferencia que hay entre antes y ahora, esta entre lo que y quien hacía y quien hace ahora. Hoy en día el ayuntamiento, por medio de su Departamento de Festejos actúa para organizar y hacer muchas cosas, al igual que hay un mayor presupuesto para dichas fiestas. Obviamente que esta muy bien la actuación de dicha corporación, pero sería bueno que nosotros, el pueblo, comenzando por mí, apoyemos, ayudemos, aportemos y en ¡definitiva! usemos unas cuantas horas al año para que haya más ilusión y, por lo tanto, hagamos una fiesta mas participativa.

Por lo tanto les animo, continuando con mi persona el primero, a participar comenzando con ideas, etc. desde que se empieza a confeccionar el programa.

Como creyentes, debemos no solamente mencionar sino destacar a la figura de San Pedro, nuestro Patrón, para que nos guíe por la senda del bien y que nos ayude a seguir sus pasos, ¡pero que no le deje las llaves a nadie!

Para finalizar con este pregón, un especial recuerdo para todas las personas que ya no están con nosotros, un fuerte saludo para todos lo vecinos, dar las gracias por la invitación para hacer el pregón, a pesar de los sudores del primer momento y que tengan
UNAS FELICES FIESTA de SAN PEDRO – 09.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s