Contra el mal de ojo

Publicado: 3 octubre, 2015 en rezados

Fuente: Curandería y cancionero lanzaroteños

CURA

En realidad, no son curas, sino medidas preventivas. Para proteger a los animales se les coloca en el cuello cintas de diferentes colores, en especial verdes o rojas. Respecto a las personas, éstas colocarán los dedos pulgar e índice de cada mano en forma de cruz. (9) Si se sabe qué animal o per­sona ha provocado el mal de ojo, se deben tener presentes unos pelos suyos.

REZADOS

1

(En los cuatro Rezados siguientes, todos mantendrán los dedos en la forma arriba indicada, mientras la santigua­dora, también los dedos cruzados, hará cruces sobre el en­fermo y sobre los pelos aportados. Cada Rezado debe coro­narse con uno o tres Credos).

Tres garbancitos tiene
en el culo, quítale dos,
déjale uno. Vírate al monte,
vírate el culo y déjalo andar.

2

Mira hacia el monte,
mira hacia el mar,
huélele culo
y déjalo cortar.

3

¡Jesús, viva la Cruz!
Donde Jesús se nombró
mal de ojo despareció;
donde Jesús se ha nombrado
mal de ojo sea quitado.

Cristo vive, Cristo reina,
Cristo del mal te defienda.
Santa Ana tuvo a María,
Santa Isabel a José.

Así como es verdad,
esta criatura o persona

con el mal de ojo
u otro mal cualquiera
lo bote al fondo del mar

donde a bicho vivo
no vuelva a hacer mal.

¡Jesús, Jesús, Jesús!
¡Dos te hicieron mal
y tres te lo quitarán:
Padre, Hijo y Espíritu Santo!

4

¡Yo te santiguo y ensalmo con Dios Padre, con Dios
Hijo y con Dios Espírtu Santo!

Dos ojos malos te hicieron mal, dos te lo han de qui­tar:
San Roque y San Sebastián de la Corte Celestial.

Santa Gertrudis, de los pies, y de los huesos San Ama­ro;
del estómago San Gregorio y de los pechos Santa Águe­da;
de la garganta, San Blas; de la frente,
San Vicente y de los oídos Santo Toribio;
de la cabeza, el venturoso San Juan. ¡Jesús!

Yo te cojo y te aparto con las palabras del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo, y te boto al fondo del mar
donde a mí, ni a tí, ni a criatura alguna vuelvas a mirar más.

5
¡Jesús! ¡En nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu San­to, amén!
Criatura de Dios, yo te santiguo y ensalmo en el nombre de Dios Padre;
yo te santiguo y te ensalmo en el nom­bre de Dios Hijo;
yo te santiguo y te ensalmo en el nombre de Dios Espírtu Santo.
Criatura de Dios, dos ojos malos te hicieron mal,
y tres te lo han de qujitar, que son las tres per­sonas de la Santísima Trinidad,
con San Roque, San Sebas­tián y con su querida y amada esposa Santa Gertrudis.
Si lo tienes en los brazos o en las piernas te lo quitará San Ama­ro;
si lo tienes en la cabeza, el bendito San Juan;
si lo tienes en la frente, San Vicente;
si lo tienes en la vista, Santa Lucía;
si lo tienes en la nariz, San Luis;
si lo tienes en la boca, San­ta Apolonia;
si lo tienes en la barriga, Santa María;
y si lo tie­nes en todo el cuerpo, te lo quitará Jesucristo verdadero. (Tres Credos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s